La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

¿Conoces a Marmoles Beltran y Sanz? Descubrelo aquí


 


Compartir en redes sociales

Historias y Reportajes

En esta antigua fotografia de una cantera de piedra se puede apreciar el gran esfuerzo humano que era necesario para arrancarle a la montaña los pequeños bloques de piedra, que raro era el que sobrepasaba los 1000 Kg. de peso

El sistema de extracción consistia en hacer a mano zanjas de la medida del grueso de una pierna, la que habia que tener dentro de ella para picar, más tarde a base de cuñas literamente se arrancaban los bloques del monte, mucho esfuerzo, sacrificio y penurias las que nuestros maestros canteros pasaban a diario. El oficio se aprendia desde niño ayudando de peon a los oficiales, así es casi como yo aprendí mi oficio. Que sirvan estas fotografias como recuerdo a ellos.

En esta fotografia se puede apreciar la cantidad de animales que eran necesarios para el tranporte de los bloques de piedra desde la cantera a la fábrica, se hizo esta fotografia por que el bloque era extraordinariamente grande, apreciemos que el camino es eso un camino de los de antes.

Las reatas tiradas por animales  eran toda una aventura, y una lección de esfuerzo, y claro, el medio de meter el pan en casa.

Esta es la cantera que regentaba mi padre, hace ya muchos años, la suelo visitar. Para comprender la diferencia entre lo que era este oficio y lo que es en la actualidad. Solo hay que comparar las imágenes.    No puedo evitar al ver esta antigua cantera, pensar en que es un viaje en el tiempo.

Este es un Dumper, lleva a sus costillas unos 30000 Kg. sus ruedas son más altas que una persona.

Esta explotación de marmol está equipada con los últimos adelantos en maquinaria, literalmente se corta el monte como mantequilla, hay que apreciar las dimensiones de esta imagen comparando el tamaño de las personas que aparecen en ella.

La mano del artesano, siempre quedará alguno, esperemos.

Nuestros orígenes en la cantería se remontan a 1970 con la apertura de Mármoles Eduardo Beltrá Mira que a su jubilación, 1986  pasó a ser Mármoles Beltrá C.B. de donde uno de sus comuneros, tras tiempo de investigación consigue solucionar el problema del afilado sin destemple de las herramientas de acero, inventando la chaira de piedra natural CON ALMA INTERIOR DE ACERO, siendo esta herramienta novedad mundial, por lo que patenta, desarrolla y funda Eduardo Beltrá Méndez chairas artesanas de piedra natural, en Octubre de 2007 se le une su hijo Eduardo Beltrá Sanz y nace MÁRMOLES BELTRÁ Y SANZ S.L. donde se unen la experiencia de casi 40 años en la artesania de la piedra con la implantación de nuevas tecnologias, el empuje y la ilusión que acompañan a la juventud. 

Contamos con varios tipos de piedra natural de afilar, entre las que destacan dos bien distintas, una silíceo-férrica de gran poder de vaciado y con un grano ideal para este cometido, pudiendo dejar el filo con el acabado que ella deja si la herramienta que afilamos no necesita un acabado más fino, ideal para usos agrícolas, industriales, incluso en cocina.
La segunda piedra natural, y verdadera magia en el afilado es de asentar filo, sus características naturales junto con los procesos de curado la hacen única en el mercado, pues confiere a las herramientas de acero tal calidad de finura y terminación en el afilado que convierte nuestra vieja y desechada herramienta en la perfecta compañera de trabajo.
La variedad de piedra naturales de afilar, va en aumento, pues existen en el mundo muchas a las que aplicando nuestros procesos de transformación, se las podemos ofrecer, para cada uno de los cometidos que mejor cumplan. 

Hoy en día con las nuevas tecnologías, podemos dar formas incluso combinar dos piedras en una, gracias a los potentes adhesivos que existen, por lo que haciendo uso de estas conseguimos dos gamas de productos bien distintas:

La primera consiste en formatos compuestos de una o combinaciones de las dos piedras que los hacen indicados para distintos usos y necesidades.


La segunda consiste en formatos que la piedra natural no soportaría a no ser por la introducción de un alma de acero inoxidable en su interior, verdadero avance y patente de nuestra propiedad, que nos permite pasar de simples piedras naturales de afilado a verdaderas herramientas de uso diario.